Criocirugía Endobronquial

Clínica Tabancura es uno de los pocos centros hospitalarios que utiliza esta técnica.

La CRIOCIRUGIA ENDOBRONQUIAL, es una técnica de frío extremo controlado para eliminar tumores en el sistema respiratorio. No cambia el pronóstico de la enfermedad, pero mejora la calidad de vida del paciente al recanalizar el aire y terminar con la tos crónica.

En el cáncer pulmonar se aprecia entre un 20% y un 30% de compromiso endobronquial que produce obstrucción, sangramiento, disnea (ahogo) o neumonía post-obstructiva.  Lo mismo puede ocurrir con la metástasis endobronquial o los tumores benignos traqueobronquiales. La criocirugía endobronquial es una técnica desarrollada en Inglaterra y que funciona como paliativo en el tratamiento del cáncer pulmonar, al eliminar el tumor endobronquial maligno con la aplicación controlada de frío extremo, cuyo agente congelante es el gas óxido nitroso.

Si bien su uso se da mayoritariamente en Europa y Asia, en el resto del mundo prácticamente no se conoce, y en Estados Unidos se puede encontrar sólo en lugares muy específicos.

En Latinoamérica, el procedimiento aún no se ha masificado, pese a que la criocirugía obtiene resultados sorprendentes en cuanto a la recanalización de zonas obstruidas por tejido tumoral maligno o benigno. 

En Chile, uno de los centros de vanguardia en esta técnica es Clínica Tabancura, que utiliza la crioterapia a través del cirujano de tórax y vicepresidente de la Sociedad Internacional de Crioterapia (ISC), doctor Marcial Peralta, quien trajo la técnica al país tras especializarse en Inglaterra.

EL PROCEDIMIENTO

El facultativo detalla con precisión la técnica: el paciente es intubado bajo anestesia general con un broncoscopio rígido, y tras ubicar el tumor en la tráquea o el bronquio, se congela desde su núcleo a menos 80 grados Celsius con el óxido nitroso, suministrado por medio de una varilla lamada “Probe”. El frío es controlado desde una unidad para criocirugía y la sesión no necesita más de media hora de pabellón.

El resultado es que el tumor se cristaliza y se destruye, recanalizando el bronquio o la tráquea. No existe ninguna célula viviente que tolere menos 80 grados celsius.  Con eso se logra que entre de nuevo el aire, que pare el sangramiento, que pase la sensación de ahogo del paciente, y resolvemos su tos crónica y la neumonía postobstructiva. El porcentaje de recanalización es sobre el 90%.

El procedimiento se realiza en tres sesiones (día 1, 15 y 45) y la edad recomendable para someterse a este tratamiento es desde los 15 años

AYUDA AL TRATAMIENTO

La criocirugía endobronquial no se contrapone a otros tratamientos como la quimioterapia o la radioterapia, sino que funciona como  un complemento para mejorar la calidad de vida de quien padece el cáncer.  Aun así, la crioterapia tiene sus ventajas sobre los otros métodos:  el óxido nitroso no es tóxico, por lo que se puede utilizar las veces que sea necesario sin que se produzcan efectos perjudiciales para el resto del organismo.

Cada vez que se haces una quimioterapia, vas dañando la médula, y luego llegas a un nivel en que la quimioterapia tiene que ser más espaciada. La radioterapia tiene una dosis máxima tolerable, por lo que la crioterapia actúa como complemento al tratamiento convencional. Además, sus riesgos de perforación  o sangramiento en los bronquios son bajísimos. Después de tratado el tumor endobronquial, el paciente elimina el tejido por medio de la tos o deglución. En resumen, la crioterapia es una técnica quirúrgica que ocupa un día de hospitalización y obtiene una mejoría sintomática cercana al 100% en el tratamiento de los tumores endobronquiales, como en el cáncer pulmonar y las metástasis.

Síguenos

Enviar Recibe lo mejor en noticias de la salud y vida
Nos Gusta
Síguenos
Suscríbete