image Reserva tu hora en línea image Mesa Central: 2 2395 4000

Tecnología Endoscópica

Nueva generación de endoscopios Evis Exera III, establece un estándar aún más alto al elevar la calidad de las imágenes con sólo apretar un botón.

La tecnología de última generación incorporada a la Unidad de Endoscopia de Clínica Tabancura, Narrow Band Imaging (NBI) de Olympus, posee varias particularidades y también beneficios tanto para médicos como para pacientes.

Este equipo utilizado para endoscopía frontal alta, mejora la visibilidad de las estructuras vasculares y mucosas, lo que otorga una serie de ventajas relacionadas a la detección de enfermedades, y al logro de un diagnóstico certero y oportuno.

Cuando se realiza una endoscopía, se ve todo rosado o se observan erosiones. Si existe presencia de fibrina, esto se ve amarillo. Sin embargo, con este endoscopio, sólo basta apretar un botón y accedemos a la tecnología NBI, que resalta el patrón vascular de la mucosa gastrointestinal.

Lo anterior ocurre porque los vasos absorben la luz de la NBI, mientras que la mucosa la refleja. Esta particularidad genera un importante beneficio: visualizar los vasos y la mucosa circundante con un nivel de contraste máximo, facilitando la detección de tumores.

Buscando “esófago de Barret”

Con Narrow Band Imaging, las lesiones demasiado sutiles al ojo normal resaltan, lo que hace más rápida y certera su identificación.

Esto se logra con mayor eficacia en la detección de patologías del esófago inferior, lo que se conoce como esófago de Barret, donde el paciente presenta un reflujo severo que ha dañado la mucosa del esófago y se han plantado células intestinales (metaplasia intestinal). El equipo permite además de diagnosticar o sospechar el Barret, saber exactamente dónde se va a tomar la biopsia. En presencia del Barret, que es una condición pre-maligna, suma displasia (anomalía en el desarrollo de un órgano producto de un desorden celular), la tecnología NBI permite visualizar sin problemas dicha patología.    

Propiedades de NBI

Esta nueva tecnología tiene grandes ventajas comparativas en relación a los métodos de aproximación digital: la función NBI es muy sencilla de utilizar por el especialista, se puede pasar de imágenes regulares a NBI, y viceversa, todas las veces que se requiera con sólo apretar un botón, y permite identificar y resaltar:

  • Estructuras diminutas de los tejidos.
  • Patologías del esófago, como la displasia o esófago de Barret.
  • Capilares subepiteliales finos en alta resolución.

 

El uso de Narrow Band Imaging, favorece la detección temprana de neoplasias (tumores) gastrointestinales. Además, en este tipo de patologías, desaparece el patrón regular de la mucosa, y gracias a esta tecnología de última generación, es posible observar estructuras de microsuperficie vellosa irregular.

Otras características del endoscopio Evis Exera III con tecnología NBI, es que mejora la detección de lesiones en el colon e identifica áreas sospechosas donde realizar biopsia, especialmente en pacientes que padecen colitis ulcerosa.

Nivelando la oferta

Con la adquisición de cinco equipos para la Unidad de Endoscopia -dos endoscopios, un endoscopio infantil y dos colonoscopios-, Clínica Tabancura reafirma su compromiso con los pacientes al entregar mejor calidad de atención y diagnósticos más certeros.

Actualmente, Clínica Tabancura cuenta con siete especialistas en la Unidad de Endoscopía, todos con conocimientos actualizados en el manejo del endoscopio Evis Exera III de Olympus.

Síguenos

Enviar Recibe lo mejor en noticias de la salud y vida
Nos Gusta
Síguenos
Suscríbete